domingo, 26 de julio de 2015

Ciencia ficción


Me encanta pensar de mí misma que soy una buena lectora de ciencia ficción. Este género, considerado por gran parte de la crítica como menor, serie B o simple entretenimiento para adultos frikis, me ha dado grandes momentos de lectura, y sus visiones de mundos distorsionados, lejanos o distópicos muchas veces responden a inquietudes que los libros realistas no se atreven a abordar.
Sin embargo, para ser sincera con la realidad, no es un género que conozca muy en profundidad y varios de los libros que he leído me han decepcionado bastante. ¿Por qué? Porque la ciencia ficción mal escrita puede ser realmente mala, llena de clichés, con personajes planos, tediosa e inverosímil.
En mi viaje particular por este género se encuentran obras cumbres que se han anticipado a su tiempo y han pasado a formar parte del imaginario colectivo como 1984, de George Orwell, Un mundo feliz, de Aldous Huxley o Fahrenheit 451, de Ray Bradbury. Todas ellas distopías jugosas, inquietantes, visionarias y que en cierto sentido han sido superadas por nuestra jodida realidad occidental. 

También me han parecido muy interesantes los acercamientos ecofeministas a la ciencia ficción de la escritora Ursula K. L Guin, entre elllos La mano izquierda de la oscuridad, Los desposeídos o El nombre del mundo es bosque.
S. me acercó a Orson Scott Card y su adictiva saga de Ender, además de al Mundo río y A vuestros cuerpos dispersos, del irregular Philip J. Farmer.
Arthur C. Clarke, me pareció demasiado técnico y su forma de escritura muy lenta y con poca acción. La novela suya que he leído, Cita con Rama, mostraba ideas interesantes y un trasfondo filosófico original y atrayente, pero recuerdo subir las infinitas escaleras del artefacto extraterrestre junto con el astronauta y sentir sobre mis hombros la misma carga gravitatoria que él con cada página que conseguía leer. A Assimov y Stanislaw Lem los debí agarrar en un mal momento y los abandoné a su suerte. 
Últimamente he leído dos libros cercanos a la ciencia ficción que me han gustado mucho. En ellos está reflejado el subgénero que más me atrae: las distopías, los futuros lejanos o cercanos postapocalípticos o en vías de serlo, el malestar de nuestra sociedad hipertecnificada y los peligros y desafíos a los que nos enfrentamos. Para mí estos temas no son solo ficciones, sino metáforas, y creo que encierran muchas verdades que la literatura realista esquiva tachándola de juegos evasivos. Estas dos novelas son Cenital, que ya reseñé por aquí, y El círculo, de Dave Eggers. 
En esta entrada quería hablar sobre Vurt, de Jeef Noon, pero ya se me ha hecho muy larga, así que la titularé "Ciencia ficción" y haré la crítica de la novela en la próxima entrada.





viernes, 17 de julio de 2015

¡Esto es mío!, Michel Van Zeveren


Esto es mío fue uno de los primeros libros que le leí a M. Tiene muy poco texto y la gracia está en imitar los ruidos y gestos que hacen (o podrían hacer) sus protagonistas. Las ilustraciones son muy expresivas y se prestan muy bien al juego .

¡Esto es mío!
El cuento empieza de forma muy visual creando una tensión y una expectativa sobre lo que va a pasar: "En la jungla, la peligrosa jungla..."
¡Esto es mío!
Una ranita encuentra un huevo y se lo quiere comer (hágase el ruido y los aspavientos que se deseen imitando la voracidad de la rana).

¡Esto es mío!
Todos los animales que habitan esta jungla se creen dueños del huevo y uno tras otro, por orden de tamaño, se lo quitan al anterior con las consiguientes risitas de los demás, a los que ya se lo habían quitado anteriormente.
¡Esto es mío!
Al finalm hasta hay una pequeña pelea entre el águila y el dragón. 

¡Esto es mío!
Pero el enorme elefante viene a poner orden y a preguntar de quién es realmente el huevo. Todos señalan a la ranita, pensando que se va a llevar una regañina de cuidado, pero...
No todo es lo que parece, ni siquiera para la ranita.

¡Esto es mío! es una historia llena de sorpresas con la que los niños/as se reirán un montón; además sirve para trabajar las emociones y esa larga fase que pasan los niños en las que compartir es un gran drama y fuente de líos y peleas.







martes, 7 de julio de 2015

Discurso del oso, Julio Cortázar, Emilio Urberuaga


Es muy curioso leer a tu hija un libro infantil de uno de tus escritores favoritos y eso justamente es lo que me ha pasado con Discurso del oso. 
Julio Cortázar fue muy importante para mí en un momento de mi vida, en torno a los veintidos años, en la que el tipo de disrupción de la realidad que plantea en su novela fundacional Rayuela, o en sus cuentos de Cronopios, casas tomadas o continuidades de parques, es como si te hablase directamente a ti, te arañasen las emociones y te confrontase con la la magia que vive en los pliegos de la existencia y que se muestra, si una está atenta, a través de la literatura.

¿Cómo traslada Julio Cortázar su universo simbólico a un cuento para niños?

Discurso del oso lo hace con mucha sutileza, con ternura y con una doble lectura muy clara para los lectores adultos que conozcan su obra.




Es la historia de un oso rojo que vive en las cañerías de un edificio ("los caños", los llama Cortázar en su español porteño).
El oso camina por las cañerías, subiendo y bajando por ellas, pasando sus días en el espacio intermedio que hay entre los apartamentos y el exterior. Esta metáfora aparece plasmada de diferentes formas, y recurrentemente, en su poética y encaja muy bien aplicada al universo infantil donde lo extraordinario no es disruptivo, sino integrativo.

El oso rojo espía la vida de los humanos y a veces hace travesuras; se hace presente rascando, gruñendo o haciéndose notar... Y los humanos se extrañan y se quejan porque no saben que el oso en realidad vela sus existencias. 
Es un texto muy sencillo y también muy poético, que deja un poso de melancolía en el lector adulto, pero que estoy casi segura que el niño no percibe.
Las maravillosas ilustraciones de Emilio Urberuaga esstán perfectamente integradas con la historia y consiguen que los niños se sientan muy intrigados y fascinados por este oso tan raro que "vive en los caños de las casas".
El libro es un tesoro que nos ha encantado a las dos y que os recomiendo leer con vuestros peques.
El oso rojo observa a los humanos con ternura, pero también con extrañeza. ¿Por qué estarán tan tristes y solos?, se pregunta.
     

viernes, 3 de julio de 2015

20.000 páginas vistas

Otra vez medusas asociadas a mis números.
A pesar de que las "páginas vistas" no es una expresión que suene muy bien y tampoco se sabe a ciencia cierta qué significa, aquí me encuentro, habiendo llegado a esta cifra de clics en mi blog. Me encantaría pensar que veinte mil ojos han leído mis palabras, pero me estaría engañando ya que bastantes de esos miles solo se quedaron unos segundos curioseando la ilustración que me ha hecho Rubén o el lavado de cara de diseño de Maru
Otros muchos son solo dos y unas gafas, los de mi madre, que me sigue fielmente y también participa con sus propios artículos.
Pero sí es cierto que cuando publico entradas regularmente vosotros/as también me leéis más (el problema es que en cuanto tengo más trabajo en el "mundo de fuera" la frecuencia de publicación se resiente aquí dentro).
Toda este rodeo venía a cuento de algo que he visto en algunos de los blogs que sigo, y que me gusta. Estos blogs publican periódicamente informes sobre cómo van, su evolución, cifras, retos y resultados. Esto era algo que también me apetecía hacer en Meriendo libros y que puede ser un buen momento según vaya alcanzando las docenas de miles de visitas (hala, que se acumulen). Así aprovecho también para poner una foto de medusas (graciosas, gelatinosas y volátiles) que identifiquen la entrada.
Sin más preámbulos, ahí van los datos:
  • Las primeras diez mil visitas las alcancé en noviembre de 2014, a los once meses de haber empezado con el blog. He llegado las veinte mil en junio de 2015, siete meses después, y esto significa que aunque las visualizaciones del blog siguen siendo muy modestas, voy avanzando y cada vez me leen más personas. 
  • Sé que publico poco y de forma bastante irregular así que seguro que pierdo a aquellos lectores que esperan una periodicidad en las publicaciones. También aventuro que tengo lectores de una sola entrada que aterrizan aquí por casualidad y que por un motivo u otro nunca vuelven a entrar.
  • Mi idea era publicar como mínimo una vez por semana y hay meses que lo consigo, pero hay poquísimos meses en los que escriba más de cinco entradas.
  • Hasta ahora he publicado 83 entradas. Tengo 26 seguidores y ningún suscriptor.
  • La entrada con más comentarios, 12, es "Qué sí, que el alemán puede ser bonito" con 12 comentarios y como vi que os gusto el tema he seguido escribiendo una serie de entradas sobre mis infortunios (y alegrías) en el aprendizaje del alemán, que ha tenido bastante éxito, ya que la entrada más vista de todo el blog es "Recursos que utilizo para aprender alemán" con 1.081 visitas.
  • El día que más personas se han paseado por aquí tuve 150 visitas y el día que menos unas 5. Todavía no ha habido ningún día sin visitantes, y espero que siga así.
  • A pesar de que en principio iba a ser un blog solo de literatura (básicamente reseñas y opiniones sobre los libros que leo o que me interesan), las ideas sobre qué temas escribir han ido variando y también me ha apetecido escribir sobre libros para niños, mis acercamientos a la escritura como escritora o el aprendizaje de idiomas.
  • Me he propuesto hacer series de entradas como los resúmenes de lecturas por meses en las que nombro y hago un pequeño apunte sobre cada uno de los libros que leo y que no tengo tiempo de reseñar por separado, las recomendaciones rápidas y la serie de libros para niños. Me gustaría que tuvieran periodicidad, pero por ahora solo lo he intentado con los libros infantiles y espero poder escribir una reseña a la semana de este tipo de libros. 
  • También abrí una página de Facebook sobre todo para enseñar fotos de libros en diferentes sitios y situaciones. A 456 personas les ha gustado y se han tomado la molestia de apretar el botón del dedo (con el dedo). Si todavía no lo has hecho te lo agradecería mucho para seguir difundiendo el proyecto. Puedes hacerlo aquí.
Y aunque me dejo cosas este es un acercamiento en números a lo que ha sido el blog este año y medio largo. Tengo muchas ideas y ganas de escribir, pero también tengo que comer y pagar facturas así que si me quieres ayudar cualquier donativo es bienvenido (hay un botón para tal menester en la columna de la derecha).
P.D.: Si hay algo sobre lo que os apetezca que escriba no tenéis más que decirmelo en el "páramo" de los comentarios.

Un abrazo enorme.




Entradas Relacionadas

Etiquetas

Acantilado (1) Agatha Christie (1) Alejandro Zambra (2) Alemán (3) Almudena Grandes (1) Alpha Decay (2) Amélie Nothomb (2) Anagrama (4) Anna Llenas (1) Antonio Palomar (1) Arturo Pérez-Reverte (1) Asuntos (26) Benjamin Black (1) Berlín (3) Biografías (3) Catherine Miller (1) Chris Wormell (1) Christa Wolf (2) Chuck Palahniuk (1) Ciencia ficción (4) Cómic (3) Consultorio lector (4) Cortázar (1) Crisis (8) Cristina Peri Rossi (1) Crítica (20) Cuando un escritor te decepciona (1) Cuentos (2) D. H. Lawrence (1) David Trueba (1) distopías (1) Don Delillo (1) ecología (3) Eduardo Halfon (1) Elvira Lindo (1) Elvira Navarro (2) Emilio Bueso (1) Emilio Urberuaga (2) Eric Carle (1) Escribir (8) Feminismo (3) Fondo de Cultura Económica (1) Gabriela Wiener (1) H.P. Lovecraft (1) Héctor Abad (1) Henry James (1) Hervé Tullet (1) Ilustración (3) Internet (3) Isaac Rosa (2) Italo Calvino (1) Jean Baudrillard (1) Jean Rhys (1) Jeffrey Eugenides (1) Jesús Carrasco (1) Jim Dodge (2) John Banville (1) John Irving (1) Jorge Herralde (3) Juan José Millás (1) Juanjo Sáez (1) Julio Cortázar (1) Kalandraka (2) Laura Gutman (1) Leer (2) Leo Leonni (1) Librerías (2) Libros para niños (35) Libros que leemos (3) Libros que leo (17) Listas (16) Luis Goytisolo (1) Luis Landero (1) Marta Sanz (1) Michael Bond (1) Mireia Pérez (1) Mondadori (1) Neil Gaiman (1) Nick Hornby (1) No ficción (4) Pablo Gutiérrez (1) Patricia Highsmith (1) Patrick Modiano (1) Poesía (3) Política (1) Pre-Textos (1) Reseñas (11) Roberto Bolaño (2) Rocío Martínez (1) Satoshi Kitamura (1) Sergio Bizzio (1) Silvia Nanclares (1) Siri Hustvedt (1) Siruela (1) Sociología (1) Thomas Brussig (1) Viajes (1)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...