domingo, 18 de mayo de 2014

Para niños: La pequeña oruga glotona, Eric Carle

,

De vez en cuando, como aquí y aquí, comento libros para niños. Y es que no sé si a vosotros (a los que tenéis hijos) os pasa, pero yo les dedico un buen rato todos los días. Como norma un mínimo de media hora leyendo y mirando libros con M. antes de dormirla, más los ratos por el día en que de pronto también le apetece, aunque estos pueden ir desde solo unos minutos a más de una hora. 

Desde hace pocas semanas ella, cuando tiene ganas va a su estantería (ponerles sus cosas a una altura a la que puedan acceder fácilmente es una buena idea), escoge los libros que quiere mirar y se sienta en el suelo a "leer". 
Bueno, que me alejo del tema de la entrada. El caso es que hay mucho que explorar en el campo de la literatura infantil y en concreto los álbumes ilustrados. 
Con M. vamos poco a poco porque todavía no ha cumplido cuatro años y no le gustan ni puede mantener la atención con libros que tengan mucho texto. 
En el blog quiero hablar también de esos libros infantiles que vamos descubriendo, que me parecen especiales y que me gustaría que fueran leídos y vistos por muchos niños y niñas. 

El libro de hoy es La pequeña oruga glotona, del ilustrador y escritor Eric Carle. Nosotras tenemos una versión en alemán (Die kleine Raupe Nimmersatt) que nos han regalado, pero en español creo que está editado por Kokinos. Alguna vez se lo leo a M. traduciéndolo al español pero cuando más me gusta es cuando S. se lo lee en alemán. Tiene una sonoridad preciosa con onomtopeyas que le encantan, como cuando la oruga sale del huevo (Knack) y muerta de hambre
se pone a devorar todo lo que encuentra a su paso. Eric Carle vivió parte de su infancia en Alemania, así que quizá por eso sus historias suenan tan fluidas en este idioma.
La oruga come cada día de la semana una fruta


diferente: una manzana el lunes, dos peras el martes, tres ciruelas el miércoles... y así sucesivamente, hasta que el sábado se da un gran banquete de tarta, pepinillos, queso, salchichón... y come tanto que al terminar le duele mucho la barriga y el domingo solo puede mordisquear una hoja. Al terminar la semana la oruga ya no es pequeña, sino enorme, y ya no está hambrienta, así que se hace una casita para descansar dentro, ¿qué saldrá de allí?



No me cuesta imaginarme a Eric Carle como alguien que sigue estando en contacto con el niño que fue. Alguien que ama la naturaleza y el arte, los colores y la vida. Sus ilustraciones tienen un estilo fácilmente reconocible que ha sido definido como "collage impresionista" y me parece una definición muy acertada. Tiene más de 70 libros publicados, traducidos a 50 idiomas, o sea millones de seguidores en todo el mundo. Curioso que yo no supiera nada de él hasta hace un par de años. 
A los pequeños les va a encantar.

(Si quieres comprar este libro y no tienes a mano una librería pequeña o no lo encuentras en tu biblioteca puedes conseguirlo aquí*)

*(Si lo compras a través de este enlace yo me llevaré una pequeñísima comisión y me ayudarás a seguir publicando y a mantener activo el blog).












 

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

1 comentario :

  1. Ya verás que si sigues leyéndole cuentos a tu nena será una gran lectora.
    Así lo hice con mi hijo desde muy pequeño: cada noche un cuento (eso sagrado); por las tardes, cuentos; los fines de semana, más historias. Su primer carné fue el de la biblioteca.
    Con él hice un recorrido por la literatura infantil. Un placer, ¡qué ilustraciones tan bonitas hay! Luego ya pasamos a mayores, leíamos Moby Dick o a Julio Verne a dos voces, un trocito yo, otro él. También utilicé esas lecturas para enseñarlo a traducir del catalán al castellano (y viceversa), ya que él llegó a Cataluña con 6 años. Ahora se le da muy bien, eso de traducir, también del inglés.
    Es verdad que no teníamos dinero para pagarle actividades extra escolares, pero la biblioteca es gratis, así que peinó todas las estanterías.
    Hoy me siento muy orgullosa de tener un hijo tan lector.
    Una vez que no habíamos ido a intercambiado libros (no recuerdo por qué inconveniente) me pidió que lo llevara sin falta, "que tengo que darle de comer a mi cabeza", me dijo. Es una frase que no olvidaré.
    Un abrazo, a las dos merienda libros.

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte por aquí

Entradas Relacionadas

Etiquetas

Acantilado (1) Agatha Christie (1) Alejandro Zambra (2) Alemán (3) Almudena Grandes (1) Alpha Decay (2) Amélie Nothomb (2) Anagrama (4) Anna Llenas (1) Antonio Palomar (1) Arturo Pérez-Reverte (1) Asuntos (26) Benjamin Black (1) Berlín (3) Biografías (3) Catherine Miller (1) Chris Wormell (1) Christa Wolf (2) Chuck Palahniuk (1) Ciencia ficción (3) Cómic (3) Consultorio lector (4) Cortázar (1) Crisis (8) Cristina Peri Rossi (1) Crítica (20) Cuando un escritor te decepciona (1) Cuentos (2) D. H. Lawrence (1) David Trueba (1) Don Delillo (1) ecología (3) Eduardo Halfon (1) Elvira Lindo (1) Elvira Navarro (2) Emilio Bueso (1) Emilio Urberuaga (2) Eric Carle (1) Escribir (8) Feminismo (2) Fondo de Cultura Económica (1) Gabriela Wiener (1) H.P. Lovecraft (1) Héctor Abad (1) Henry James (1) Hervé Tullet (1) Ilustración (3) Internet (3) Isaac Rosa (2) Italo Calvino (1) Jean Baudrillard (1) Jean Rhys (1) Jeffrey Eugenides (1) Jesús Carrasco (1) Jim Dodge (2) John Banville (1) John Irving (1) Jorge Herralde (3) Juan José Millás (1) Juanjo Sáez (1) Julio Cortázar (1) Kalandraka (2) Laura Gutman (1) Leer (2) Leo Leonni (1) Librerías (2) Libros para niños (33) Libros que leemos (3) Libros que leo (17) Listas (16) Luis Goytisolo (1) Luis Landero (1) Marta Sanz (1) Michael Bond (1) Mireia Pérez (1) Mondadori (1) Neil Gaiman (1) Nick Hornby (1) No ficción (4) Pablo Gutiérrez (1) Patricia Highsmith (1) Patrick Modiano (1) Poesía (3) Política (1) Pre-Textos (1) Reseñas (11) Roberto Bolaño (2) Rocío Martínez (1) Satoshi Kitamura (1) Sergio Bizzio (1) Silvia Nanclares (1) Siri Hustvedt (1) Siruela (1) Sociología (1) Thomas Brussig (1) Viajes (1)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...